Los Buddenbrook (2008) Descarga Kinfle PDF gratis en español

Los Buddenbrook thomas-mann
Titulo
Los Buddenbrook
Autor
Idioma
Castellano / Español
Editorial
Edhasa
Paginas
118
ISBN
8435009696
Comentarios
1
Fecha
Etiquetas
novela, Literatura clásica, literatura alemana
Descarga gratis aquí

Extracto de este ebook

Los Buddenbrooks. Declive de una familia es la primera novela del escritor alemán Thomas Mann, publicada en 1901, cuando su autor tenía sólo veinticinco años. La novela fue un éxito rotundo, y en 1929 se habían vendido más de 185.000 ejemplares sólo en ediciones en alemán. El proyecto de Mann de escribir una saga familiar se remonta al menos al verano de 1897, cuando se comentó en una carta a su amigo Otto Grautoff, fechada el 20 de agosto. La inspiración para la novela fue encontrada por el autor en la tetralogía operística de Richard Wagner El anillo de los nibelungos. Animado por su editor, Samuel Fischer, Mann terminó de escribir la obra el 18 de julio de 1900 y la envió a su editor el 13 de agosto. Fischer quería que Mann acortara la obra, pero el escritor se negó.

Sobre el escritor

Thomas Mann

Thomas Mann (1875-1955) es un clásico indiscutible de la literatura alemana. Hizo del ser humano, condicionado por su contexto político y social, y el conflicto que puede surgir entre la vida y el arte o la inteligencia, el centro de buena parte de su extensa obra narrativa, en la que destacan Los Buddenbrook (1901), Tonio Kröger (1903), entre otros, Muerte en Venecia (1912), La Montaña Mágica (1924), consideradas a menudo sus obras más importantes, Mario y el Mago (1930), Charlotte en Weimar (1939), Doktor Faustus (1947), El Elegido (1951) y Confesiones del defraudador Félix Krull (1954), todas ellas publicadas en la colección Edhasa Literaria. En 1929 recibió el Premio Nobel de Literatura, principalmente por su gran novela El Buddenbrook, que ha ganado un reconocimiento cada vez mayor como uno de los clásicos de la literatura contemporánea.
Thomas Mann

Críticas de los lectores

Desde la primera línea capta la forma de escribir. La vida cotidiana de una familia se introduce fácilmente en nosotros. Hace algún tiempo leí La Montaña Mágica, recuerdo que era en verano porque estaba tumbado en el sofá todo el día y no podía dejar el libro, aunque en algunos casos, muchos diría, no entendía de qué hablaban los personajes. Luego leo Muerte en Venecia, una novela mucho más corta que la anterior, sin apenas acción, sólo reflexiones y diálogos de Aschenbach, el protagonista, un escritor que debe viajar a Venecia para realizar su propia personalidad, su propia sexualidad, al que no le importa morir de rabia para no salir del hotel y dejar de ver la belleza que ha encontrado en el adolescente Tadzio.En La Montaña Mágica, el protagonista, Castorp, también viaja a un sanatorio para ver a un amigo y encuentra el contacto con la naturaleza tan enriquecedor, las conversaciones filosóficas con algunos pacientes tan enriquecedoras, que decide quedarse allí incluso cuando su amigo se ha marchado, porque está curado, hasta que se desata la guerra y ya no puede salir del balneario por tuberculosis; sin embargo, él también ha contraído la enfermedad allí.En ambas novelas, como en la que acabo de leer, Los Buddenbrooks, aparecen ciertos temas que parecen estar fijos en el autor, el paso del tiempo (la novela se narra de forma cronológica lineal, aunque las referencias a los fundadores de la saga son constantes); la enfermedad, la locura -derivada de otras obsesiones-, la política, la estética y quizás la homosexualidad.Parece que Thomas Mann escribió sobre sus propios pensamientos y reflexiones, fruto de sus lecturas, no hay duda, de Nietzsche y Shopenhauer, reflexiones que adaptó perfectamente a sus novelas una vez que las vivió en su propia familia; se sabe que tuvo que visitar a su esposa en un sanatorio y que su director le ofreció quedarse allí por un tiempo, pero, a diferencia del protagonista de la montaña mágica, no se quedó. La mala relación que tuvo con su hermano Heinrich, expuesta entre Tom y Christian Buddenbrook, es bien conocida. La obsesión por la enfermedad y el enfrentamiento con determinación está presente en las tres novelas, cólera, tuberculosis, cáncer y tifus. La muerte ocupa un lugar fundamental en todas sus variantes, pero no deja de llamar la atención el hecho de que, por regla general, son muertes violentas con estertores casi insoportables. Incluso el suicidio forma parte de las novelas, tanto por parte de algunos de sus protagonistas (en La Montaña Mágica, en El Buddenbrook) como por dejarse llevar sin remedio, con la certeza de que uno va a morir (en Muerte en Venecia). La concepción de la enfermedad, el sufrimiento y la muerte es algo necesario para reforzar la personalidad, un paso hacia la comprensión de la vida. Otra constante, esta curiosa, es la alimentación; las opíparas comidas del restaurante veneciano se comparan con las que se sirven en el sanatorio de la montaña mágica y en la mansión de los Buddenbrooks. al tratar con los Buddenbrooks era de esperar que la comida fuera tan rica como copiosa. -El viejo Buddenbrook, dando un descanso a sus mandíbulas, jugaba con un poco de oro, todos sentados en sillas pesadas con espaldas altas, cubiertos de plata pesada, comían comida pesada y sabrosa, los acompañaban con vinos pesados y buenos, y exponían sus opiniones. La fascinación por el mismo sexo también está presente en las tres novelas, la homosexualidad es evidente en Muerte en Venecia y en La Montaña Mágica, mientras que se intuye en el Buddenbrook, y es curioso que este rasgo sea uno de los síntomas de la decadencia del personaje. Nadie puede desarrollarla de forma natural, lógicamente la época hizo de este tema algo tabú, impensable, rechazado incluso por los implicados. Entonces recordaron ese último episodio la visita de este joven conde de aspecto desastroso que había abierto un camino a la habitación de los enfermos casi con violencia. Hanno había sonreído cuando escuchó su voz, y para entonces ya no reconoció a nadie, y Kai no dejó de besar sus manos. El amor por la música es conocido por todos, y todo el mundo conoce la bisexualidad de Thomas Mann, la atracción que sentía de joven por un compañero de escuela; en los estudios que existen sobre la Muerte en Venecia el protagonista se muestra como un reflejo del propio Mann. Sin querer ser categórico, entiendo la relación entre Kai y Hanno, la unión que representa al autor, porque aunque Hanno es un mal estudiante y amante de la música, el único medio en el que se siente

Editorial del libro

Edhasa

Antonio López Llausàs, editor catalán, fundó Editora y Distribuidora Hispanoamericana S.A. en su exilio en Argentina en diciembre de 1946, después de haber participado anteriormente en la creación y gestión de Editorial Sudamericana en Buenos Aires. EDHASA, el acrónimo con el que todo el mundo conoce a esta editorial, cumple 70 años en 2016, y a lo largo de su historia se ha caracterizado por la calidad de sus ediciones, en su mayoría de tapa dura, y el cuidado y dedicación de sus traducciones y textos.