Los papeles de Aspern (2016) Descarga Kinfle PDF gratis en español

Los papeles de Aspern henry-james
Titulo
Los papeles de Aspern
Autor
Idioma
Castellano / Español
Categoria
Literatura
Editorial
Alba Editorial
Paginas
125
ISBN
8490651698
Comentarios
1
Fecha
Etiquetas
novela corta, novela, Literatura clásica, literatura norteamericana, venecia
Descarga gratis aquí

Extracto de este ebook

James es en sus novelas el mejor crítico francés a la hora de mantener un punto de vista, una posición desde la que ver que no se ve afectado por ideas parasitarias. Es el hombre más inteligente de su generación. T. S. Eliot Un joven crítico y editor fascinado por la obra del difunto poeta Jeffrey Aspern se entera de que Juliana Bordereau, una de sus musas, aún vive, vieja y aislada, en un palacio veneciano. Convencido de que guarda cartas y material inédito del poeta, se acerca a ella camuflando sus intenciones y consigue que lo acepte como inquilino. El joven entra entonces en un mundo agonizante y fantasmal, convertido exclusivamente en memoria, en el que habita la anciana orgullosa con la única compañía de una de sus sobrinas, una mujer madura que parece no haber conocido otra cosa que el aislamiento y el legado de un esplendor desaparecido. Los papeles de Aspern (1888) son, junto con Otra vuelta de tuerca, quizás la nouvelle más famosa y emblemática de Henry James.

Información sobre el autor y escritor

Henry James

Henry James nació en Nueva York en 1843 en el seno de una familia rica y culta de origen irlandés. Recibió una educación ecléctica y cosmopolita, que se desarrolló principalmente en Europa. En 1875, se estableció en Inglaterra, después de publicar sus primeras historias en los Estados Unidos. El conflicto entre la cultura europea y americana está en el centro de muchas de sus obras, desde sus primeras novelas, Roderick Hudson (1875), Washington Square (1880; ALBA CLASSICAL no. CXII) o The American (1876-1877; ALBA CLASSICAL no. XXXIII; ALBA MINUS no. XXXIII; ALBA Hudson (1875), Washington Square (1880; ALBA CLÁSICA no. CXII)), a El Eco (1888; ALBA CLÁSICA núm. LI; ALBA MINUS núm.) o La otra casa (1896; ALBA CLÁSICA núm. LXIV) y la trilogía que culmina su carrera: Las alas de la paloma (1902), Los embajadores (1903) y La copa dorada (1904; ALBA CLÁSICA MAIOR núm. II). Maestro de la novela corta y del cuento, algunos de sus logros más célebres se cuentan entre este género: Los papeles de Aspern (1888; ALBA CLÁSICA núm. CVII; ALBA MINUS núm.), Otra vuelta de tuerca (1898), En la cula (1898); ALBA CLÁSICA núm. III; ALBA MINUS núm. 40), Los periódicos (1903; ALBA CLÁSICA núm. XVIII) o las narraciones recogidas en Lo más selecto (ALBA CLÁSICA MAIOR núm. XXVII). También fue un brillante crítico y teórico, como atestiguan los textos recogidos en La imaginación literaria (ALBA PENSAMIENTO/CLÁSICOS núm. 8). De nacionalidad británica, murió en Londres en 1916. "No había nada que James hiciera como un inglés, ni como un americano", escribió Gore Vidal. Él mismo era su gran realidad, un mundo nuevo, una tierra incógnita cuyo mapa se tomaría el resto de sus días para dibujar para todos nosotros.
Henry James

Criticas y Comentarios

Henry James es el tipo de escritor que me cuesta recomendar, porque es un autor que, dependiendo de la lectura de su extensa obra y de la época de su vida creativa a la que pertenece, puede ser más o menos asequible a la hora de afrontar sus páginas. En cierto modo, su obra de principios del siglo XX comenzó a complicarse, a llenarse de párrafos llenos de infinitas frases subordinadas, a volverse muy, muy densa... una especie de prosa barroca y enroscada sobre sí misma que hasta los propios lectores de lengua inglesa sudan (y sudan) por entender.Sin embargo, antes de eso, la obra de James podría gustarle más o menos, como a cualquier escritor, pero en lo que respecta a la lectura objetiva, era mucho más asequible, fácil... y sí, aunque parezca una mentira hablar de él, fluido. Y en ese grupo viene la novela que os traigo hoy, The Aspern Papers, que no sólo es muy, muy entretenida, sino que forma parte de las novelas de este autor que me atrevo a recomendar sin miedo ni ocultamiento. Nuestro protagonista, que narra en primera persona, es un escritor y editor estadounidense bastante obsesionado con la obra de un tal Jeffrey Aspern, un poeta estadounidense que murió hace años. Se entera de que hay algunas cartas enviadas a un viejo amante, y que ese amante, aún vivo pero ya muy viejo, vive en Venecia completamente aislado de la sociedad junto con una sobrina de mediana edad. Después de pedirle sus cartas y obtener un rotundo rechazo por su parte, decide infiltrarse en el palacio veneciano en el que viven como inquilinos para tratar de ganarse su confianza y obtener esa ansiada correspondencia... pero este editor no sabe que tendrá que tratar con una mujer vieja pero muy delgada que las conoce todas, y con una sobrina completamente anulada por su tía que malinterpreta los acercamientos que le hace. En esta breve novela asistimos a una lucha de voluntades, poderes, astucia y astucia... Quiere recibir esas cartas a toda costa, pero no puede revelar que ese es su propósito para que no sea expulsado del palacio, por lo que tendrá que buscar aliados, como su sobrina, que le allanen el camino y le ofrezcan información. En cuanto a la anciana, se intuye a lo largo de la novela que sabe lo que este americano está haciendo en la casa y lo que él está buscando, pero ella juega al ratón y al gato con él constantemente sin poner nunca las cartas sobre la mesa, mientras que exprime tanto dinero como un limón para el alquiler. Y luego está la sobrina, ahora en su mediana edad, poco atractiva, condenada a cuidar de su tía sin haber recibido nunca la atención de ningún caballero, y que no puede evitar ver sus lealtades tambalearse cuando un hombre la llena de atención y le pide que haga ciertas cosas. La historia en sí es fascinante. Las personalidades de los tres protagonistas están perfectamente plasmadas en un papel, y todos ellos esconden sus ases en la manga lo mejor que pueden y siempre que se les deje hacerlo. Conocemos la de la narradora porque en todo momento compartimos sus trucos y sus intenciones, pero las dos mujeres se van desenvolviendo poco a poco en las páginas sin que el lector sepa del todo por dónde van a salir... porque en eso era bueno Santiago: en la psicología femenina, en sus rincones, en los motivos ocultos que la mueven y en los deseos reprimidos o abrigados que la impulsan. Todo esto lo exploraría hasta el punto de la saciedad, hasta sus más íntimas profundidades, en sus novelas posteriores más importantes y conocidas, pero en los Papeles de Aspern ya brilla como el papel recién pintado.Y en el fondo de la historia, como una niebla que lo rodea todo, que lo impregna todo, que da un sentido real a la historia más allá de lo obvio, es una de las obsesiones de Santiago: la preservación de la intimidad de cada uno independientemente de su fama, de su trascendencia histórica, de las pasiones que despierta, de la idolatría que persigue a casi cualquier ser humano que alcanza una cierta notoriedad por cualquier motivo. El propio Santiago siempre fue escurridizo, sobrevivió a mucha correspondencia (unas diez mil cartas) pero también destruyó muchas: de vez en cuando hacía hogueras para quemarlas, o pedía al destinatario que lo hiciera una vez leídas... su familia tenía poco respeto por su obsesión por la intimidad, ya que cuatro años después de su muerte ya estaban publicando 400 cartas en una primera compilación. Pero el hecho es que esta necesidad de proteger la intimidad, de no dejar en manos de otros lo que estaba destinado a una persona en particular, de no permitir que las palabras, sin el contexto necesario, sean malinterpretadas por ojos que no sabían con certeza lo que estaban leyendo... es aquí. de hecho, es el leitmotiv de la novela: el joven y fanático editor está obsesionado con recibir esas cartas y meterse en la intimidad entre su amado Aspern y su antiguo amante; y este amante, que de alguna manera representa el

Información de la editorial

Alba Editorial

Creada en 1993 con vocación eminentemente literaria, Alba Editorial inició en 1995 la colección Alba Clásica con Mansfield Park de Jane Austen y Mont-Oriol de Guy de Maupassant, de la que se ha convertido en un referente en la publicación de clásicos universales en español. Con cerca de 300 títulos en esta línea, su catálogo abarca el período comprendido entre finales del siglo XVIII y principios del XX, con autores que van desde Goethe a Thomas Mann, desde Emile Zola a Antoine Saint-Exupéry, desde las hermanas Brontë a Edith Wharton, desde Pushkin a Chekhov, títulos a menudo inéditos en castellano y traducciones nuevas y notables.
Henry James