María Antonieta (2012) Descarga Kinfle PDF gratis en español

María Antonieta stefan-zweig
Titulo
María Antonieta
Autor
Idioma
Castellano / Español
Categoria
Literatura
Editorial
Acantilado
Paginas
323
ISBN
8415277490
Comentarios
1
Fecha
Etiquetas
biografía, Literatura clásica, Literatura en alemán, austria, historia
Descarga gratis aquí

Extracto de este ebook

María Antonieta nació en Viena en 1755, hija del emperador austríaco Francisco I y María Teresa. En mayo de 1770, cuando tenía catorce años, se casó con Luis XVI de Francia. Una vez más, la habilidad de Stefan Zweig en el retrato y su excelente comprensión del alma humana se unen para dibujar un cuadro extraordinario de la víctima más famosa de la guillotina: su llegada tempestuosa a Versalles, su frustración por la frialdad de su marido, su apasionado romance con el conde Von Fersen y, finalmente, el caos y el terror que la revolución trajo consigo.

Información sobre el autor y escritor

STEFAN ZWEIG

Viena, (1881-1942). Stephan Zweig, hijo de un poderoso industrial, tenía una buena educación. Durante su juventud realizó una gira por Europa, trabajando como traductor y colaborando en diversas publicaciones. Cuando estalló la Primera Guerra Mundial, demostró su posición pacifista. Ante la creciente presencia de las fuerzas nazis en Austria, emigró a Londres. Su producción literaria incluye'Cuerdas de plata', copia de su poesía, y novelas como'Jeremías','Amok','El jugador de ajedrez' y'La confusión de los sentimientos'. También ha escrito las biografías de algunas de las más grandes figuras de la literatura, como Dickenso Balzac.
STEFAN ZWEIG

Criticas y Comentarios

"A su lado exclusivamente gente joven; una compañía alegre que no estropea el juego y las bromas de la vida con una gravedad abominable. Ya sea que estos compañeros de diversión sean de alta categoría, de una de las primeras familias, y que posean o no un carácter honorable e irreprochable, se les da poca consideración; tampoco necesitan ser excesivamente cultos, educados -las personas cultas son pedantes, y maliciosos los educados-; basta que posean un espíritu agudo, que sepan referirse a anécdotas picantes y hacer un buen trabajo en las fiestas. La diversión, la diversión y la diversión es la primera y única cosa que María Antonieta exige de su círculo íntimo". Realmente me gustaría que todas las personas que piensan que la vida es sólo diversión o que bajo la afirmación válida que se hace en la vida lo que se quiere descuidan aspectos importantes de la misma leyeran esta obra. La vida de María Antonieta es una tragedia que se vislumbró casi desde su adolescencia, me sorprendió mucho el número de veces que su madre, la emperatriz de Austria, María Teresa, y el diplomático austriaco Misericordia, le advirtieron sobre su comportamiento, sobre su falta de interés por la lectura, sobre los problemas de Francia, sobre su excesivo gasto en trajes, fiestas, su vida nocturna, que fueron para María Antonieta fuente de placer y diversión. Cerrando la brecha con cualquiera de nosotros, en la vida no sólo debemos hacer lo que nos causa placer, creo, sino también lo que puede cultivarnos y hacer que la sociedad sea mejor. María Antonieta, desafortunadamente, tuvo toda una vida para entenderlo, pero sólo cuando fue sentenciada trató de sacar todo lo que no mostró cuando era reina y tuvo la oportunidad. Lo que me parecía más patológico de ella era el Trianon (un pequeño palacio situado en el mismo complejo de Versalles pero mucho más pequeño y más íntimo), porque cuando lo visité y vi que tenía una laguna artificial y casas de aldeanos, lugares para criar vacas, casi muy rurales, no sabía que fue construido por María Antonieta para diversión de sus amigos. Me pareció muy extraño que junto a María Antonieta estas personas pudieran vivir, pero no, María Antonieta creó ese mundo ficticio, quería que se construyeran las casas de los aldeanos, hizo que la gente se disfrazara de aldeanos, lavara, cocinara, ordeñara las vacas para hacer un espectáculo diario y deleitar a sus amigos de fiesta. Esto me perturbó mucho y me hizo ver no sólo en María Antonieta a una persona que gastaba dinero, sino que estaba demasiado lejos de Francia. Hasta el punto de divertirse creando un pueblo de campesinos sin haber visitado nunca una provincia de Francia, incluso por curiosidad. Stefan Zweig hizo un trabajo realmente memorable y diferente de otros biógrafos. Este libro me ha ayudado no sólo a aumentar el número de biografías que he leído, sino también a ver diferentes matices de cómo hacer una. Se aleja de los biógrafos "monárquicos" que simpatizan demasiado con María Antonieta y presenta un libro muy serio, descartando varios pasajes y anécdotas que bajo su análisis no merecen ser considerados como "falsos o fantasiosos" y ofrece una biografía psicológica y realista. Aunque algo un poco nuevo para mí bajó mi calificación porque me gustan las biografías un poco exaltadas y pintorescas, otra cosa que no me gustó mucho fue que había desorden en el recuento de los eventos, en los primeros capítulos y te cuenta su destino final y a menudo salta a tiempo para explicar ciertos comportamientos que hacían la historia a veces confusa. La Revolución Francesa también interesa al autor y lo trata con toda su gloria, pero sobre todo con toda su crudeza, las frenéticas acusaciones de Hebert, las prisiones del Templo, el pueblo inflamado y sediento de sangre (como en realidad era). Habla mucho en el libro, especialmente de su confrontación con la revolución. De todos modos me gustaría leer otras biografías de la reina pero me gustó mucho la minuciosidad y los documentos que el autor utiliza para apoyar gran parte de la conducta de la reina, así como la pintura de la propia revolución.

Información de la editorial

Acantilado

Editorial española con sede en Barcelona fundada en 1999 por el entonces catedrático de literatura de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona Jaume Vallcorba Plana. Tras veinte años de experiencia en la prestigiosa editorial catalana Quaderns Crema, Vallcorba inició la creación de una nueva editorial con la intención de dedicarse fundamentalmente a la literatura.
STEFAN ZWEIG